Progesterona


La progesterona es una hormona sexual que liberan los ovarios y posteriormente la placenta. Durante el ciclo menstrual, su función es acondicionar el endometrio para facilitar la implantación del embrión en este, y durante el embarazo ayuda a que transcurra de manera segura. También tiene un papel durante el periodo de lactancia, ya que ayuda a preparar las glándulas mamarias aumentando el tamaño de los senos para la segregación de leche.


Otras de sus funciones son:

-Incrementar la excreción de sodio y cloro.

-Ejercer un efecto relajante del útero.

-Aumentar las secreciones del cuello uterino.

-Mantener la vascularización de la mucosa uterina.


En menor medida, la progesterona también es producida por las glándulas adrenales y por el hígado. Los hombres también tienen progesterona en su cuerpo, aunque en muy pequeñas cantidades. Se produce en los testículos y las glándulas suprarrenales. Producción La progesterona se comienza a producir después de la pubertad de la mujer, una vez ha tenido su primera menstruación. A partir de entonces, se producirá en cada ciclo menstrual y se irá deteriorando progresivamente hasta que la mujer tenga la menopausia.

De esta forma, la progesterona también ayuda al desarrollo de los caracteres sexuales secundarios de la mujer. Una vez que se produce la ovulación durante el ciclo menstrual, los ovarios comenzarán a producir progesterona. La progesterona actúa entonces en el endometrio, y hace que este segregue unas proteínas especiales que nutren al óvulo fecundado, proporcionando unas condiciones óptimas para el desarrollo del embrión.


Transcurridas diez semanas del embarazo, será la placenta la que se encargue de producir la progesterona para mantener los niveles idóneos y hacer que el embarazo se desarrolle con seguridad. Si el óvulo no ha sido fecundado pero se ha liberado progesterona, el exceso de esta hormona que no necesite el cuerpo será expulsado con el resto de la menstruación.

3 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo